Excursiones en Porto Alegre

monasterio porto alegre
El estado de Río Grande y sus alrededores cuenta con una gran cantidad de lugares para ser visitados, por lo que realizar excursiones en Porto Alegre resulta una actividad inevitable cuando se visita esta ciudad brasileña. Por eso a continuación les contaremos cuales son los destinos más populares de modo que puedan planificar sus vacaciones de la mejor manera posible.

Monasterio de São Bento

Este monasterio se encuentra a unos 200 kilómetros de la ciudad, y se caracteriza por su gran tamaño que permite albergar hasta mil personas en su interior. Dentro se puede ver la famosa estatua de San Benito chapada en oro, la cual fue construida por los benedictinos.

Esta iglesia es la única de la región que fuera construida con un entrepiso, el cual en los tiempos antiguos era destinado para las personas de clase alta, mientras que el resto debía mantenerse debajo del mismo. La leyenda popular dice que si visitas este monasterio tu viaje se ve bendecido.

Museo de Bento Goncalves

Para visitar este museo se debe llegar al municipio de Bento Goncalves, que se encuentra a unos 120 kilómetros de Porto Alegre, que sería equivalente a un par de horas en coche. Los residentes de la zona lo denominan “museo de los inmigrantes”, ya que las personas que colonizaron el lugar eran italianos.

Allí se podrán apreciar colecciones de esculturas y piezas artísticas elaboradas con cerámica. Por otra parte se pueden encontrar una gran cantidad de pinturas que recorren la historia de la región.

Costa Lagoa

Una de las mejores opciones para quienes quieren disfrutar de actividades al aire libre es visitar Costa Lago, uno de los lugares más famosos de Florianópolis, que se encuentra a poca distancia de Porto Alegre. Aquí se podrá contemplar las maravillosas aguas y bosques del Atlántico, que forman un paisaje que difícilmente se borre de la mente de los visitantes.

Mercado público de Pelotas

mercado publico de pelotas
Por último les presentamos un lugar que pocos turistas dejan de visitar, como lo es el Mercado Público de Pelotas, que se encuentra a pocos kilómetros de la capital de Río Grande. Es un edificio cuya estructura no se asemeja a la de un mercado común. En el mismo se pueden encontrar una gran cantidad de cosas, desde la venta de artefactos históricos hasta puestos de alimentos, dentro de los cuales se destacan las clásicas comidas brasileñas.